La sostenibilidad como un camino que debe recorrer la industria de la moda

MANGO da un paso más en su estrategia para el cuidado del planeta, presentando una nueva campaña de denim sustentable.

Para la firma española, el cuidado del planeta es un camino que toda la industria de la moda debe seguir para lograr una sociedad más justa, reduciendo su impacto en el entorno ambiental y social. Es por ello que el 100% de las prendas de mezclilla en todas las líneas de la marca cuentan con estas características.

Cortesía: MANGO

Esta campaña, producida en Tenerife (Islas Canarias), está protagonizada por los modelos Andreea Diaconu y Simon Nessman, debido a su compromiso público con iniciativas de las marcas de moda eco-friendly. Junto a ellos aparece el plus size model Devyn García, que, como ellos, forma parte de la comunidad de MANGO tras su participación en otras campañas de la marca.

Cortesía: MANGO

El polifacético tejido denim estelariza esta colección para todos los géneros, edades y tallas, con prendas azules en técnicas como tye dye y EcoWash, que utiliza un software específico (EIM) para medir el impacto ambiental en los procesos de lavado y acabado de jeans en términos de consumo de agua y productos químicos. La propuesta en su total gira en torno al estilo urbano y toman protagonismo colores intensos que representan la temporada a la perfección, como rosa y amarillo.

MANGO y la sustentabilidad

A nivel de colecciones, MANGO adelantará sus objetivos sostenibles tras haber logrado que el 80% de sus prendas incorporen la denominación Committed. En un año, la compañía prácticamente ha duplicado el volumen de prendas con estas características en su producción total. 

La firma, que desde 1984 ha sido uno de los principales grupos europeos en la industria de la moda, ha revisado los logros marcados a principios de 2020 dentro de su plan estratégico de sostenibilidad y ha apostado por adelantarlos. En concreto, prevé que el poliéster utilizado sea totalmente reciclado en 2025, duplicando el objetivo inicial previsto. Del mismo modo, la marca también contempla que, para ese año, el 100% de las fibras celulósicas usadas sea de origen controlado y trazable, lo que supone alcanzar el compromiso antes de la meta inicial (2030). Además, mantiene su meta de que todo el algodón empleado sea de origen sostenible en los próximos 3 años.

Cortesía: MANGO

Los artículos Committed son todos aquellos que contienen un mínimo del 30% de fibras más sostenibles (como el algodón orgánico, el algodón reciclado, el algodón BCI, el poliéster reciclado, la lana reciclada o el TENCEL®, entre otros) y/o han sido fabricados con procesos de producción más eco-friendly. Además, igual que el resto de los artículos de la marca, han sido producidos en fábricas examinadas mediante auditorías sociales y cumpliendo con la normativa de seguridad en producto.

La marca ha dado grandes pasos en sus metas de sostenibilidad y transparencia dentro de la cadena de valor en años recientes. En 2021, publicó su listado de fábricas de primer nivel (Tier 1) y segundo nivel (Tier 2) relacionadas con los procesos de producción. Además, se ha marcado el objetivo de publicar este año la lista de fábricas de tercer nivel (Tier 3), relacionadas con proveedores de materiales como tejidos.

Cortesía: MANGO

A finales de 2020, MANGO inició un proyecto para sustituir las bolsas de plástico de su packaging por papel, convirtiéndose en la primera gran empresa del sector textil en España en hacerlo. El objetivo de la compañía es eliminar, de manera progresiva y en colaboración con sus proveedores, el polímero que se utiliza para distribuir los productos a lo largo de la cadena de suministro. De esta manera, la marca dejará de utilizar alrededor de 160 millones de empaques no reciclables al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Total
0
Share