Moda digital: todo lo que necesitas saber sobre los nuevos avances de la industria

Desde el año pasado, hemos empezado a hablar más de ropa digital, pero ¿qué tan cerca estamos de esa realidad? ¿Por fin usaremos ropa digital en 2023?

Un tema ya introducido por NEOMEN,  la ropa digital, o los wearables, formaban parte de un  universo que en un principio estaba más ligado al mercado de juegos y skins para personajes de juegos, pero que ahora alcanza nuevos contornos, y vemos plataformas especializadas en crear ropa digital más allá de las consolas de videojuegos. La realidad aumentada  ya es accesible y las grandes empresas tecnológicas se apresuran a lanzar sus propios accesorios.

01. ¿Quién lo hace?

Una de las primeras plataformas de moda digital, The Fabricant, crea e inserta looks digitalmente en las fotos enviadas por sus clientes, utilizando capacidades de modelado y creación de prototipos en 3D. Dress X actúa de la misma manera, vendiendo piezas digitales e insertando fotos de sus clientes, con piezas muy futuristas, que probablemente enfrentarían desafíos para ser producidas físicamente. The Replicant Fashion, además de crear colecciones de autor totalmente digitales, también tiene alianzas con grandes marcas como Puma, tanto para la creación de colecciones digitales como para la digitalización de piezas existentes. 

Además de estas plataformas, también vale la pena mencionar RTFKT. La marca de zapatillas digitales llamó la atención el año pasado tras viralizar una foto de Elon Musk en la Met Gala luciendo una de sus zapatillas, insertada completamente digitalmente y que se vendió por 15,000 dólares.

Fuente: The Replicant Fashion
Fuente: The Replicant Fashion
02. ¿Cómo funciona este mercado?

Las razones que hacen que el mercado de la ropa digital sea tan prometedor van desde las innumerables posibilidades de experimentación creativa y artística hasta la sostenibilidad de crear, producir y vender ropa sin consumir recursos materiales. Algunas de estas plataformas se autodenominan empresas de tecnología y no necesariamente marcas de moda, lo que puede ayudarnos a comprender sus objetivos y mirar esta agenda con una mente más abierta.

Al principio, la mayoría de estas plataformas funcionaban de la siguiente manera: el consumidor compraba una pieza digital, enviaba su fotografía a la plataforma, que luego insertaba digitalmente ese atuendo en la foto, con todos los ajustes necesarios, y devolvía el resultado final al cliente. Actualmente, las nuevas tecnologías ya permiten la compra, prueba y uso de ropa virtual a través de la realidad aumentada (AR) sin necesidad de este proceso. 

Es el caso de la zapatilla Gucci, lanzada recientemente, vendida en $12 dólares y desarrollada por la empresa india Wanna, que a través de su aplicación permite al usuario usar una serie de zapatos digitales a través de AR. CLOMETRICA es otra aplicación reciente que busca desarrollar una tecnología para usar y probar ropa a través de la realidad aumentada. 

Fuente: The Verge
03. Criptomoda y los ya anhelados NFT

El mercado de la ropa digital, que parecía una realidad lejana, vista con extrañeza por muchos, se ha convertido en algo cada vez más real y cotidiano, debido a la popularización de las tecnologías de realidad virtual y aumentada y se potenciará aún más con el 5G. Todo esto es parte del mercado de ropa criptográfica, o cryptofashion, por así decirlo. Derivado de cryptoart, que hace referencia al mercado del arte digital, que ha ganado mucha visibilidad gracias al NFT (Token no fungible). 

NFT es una tecnología que permite la venta de objetos digitales a través de una tecnología blockchain que garantiza su originalidad. Muchos creían que las zapatillas Gucci eran NFT, pero no fue así. Sin embargo, esta tecnología sienta precedentes para la venta de arte y moda digital al permitir, por ejemplo, la creación de objetos digitales limitados y únicos. 

Estos nuevos avances tecnológicos van a hacer avanzar este mercado de la moda más allá de las “fotos editadas”, generando mercados reales y el uso de piezas digitales, algunas que incluso se pueden compartir con personajes de diferentes juegos, por ejemplo.

Fuente: The Fabricant – Puma
04. ¿La ropa digital y las skins de juegos son lo mismo?

A pesar de ser dos mercados muy similares y que crecen juntos, es necesario diferenciarlos. El mercado de los juegos crece exponencialmente y ha atraído la atención de marcas e inversores, incluidos los del sector del lujo, como Louis Vuitton y Burberry, dos marcas que ya han creado ropa y diseños las llamadas “skins” para juegos. Fortnite, Animal Crossing y varios juegos más son escenario de acciones y casos de marcas de lujo en la creación de skins y vestimentas digitales para estos personajes. 

Por otro lado, el mercado de ropa digital se extiende a personas reales, donde se pueden comprar y utilizar piezas desarrolladas única y exclusivamente digitalmente, sin necesidad de estar insertadas en un juego electrónico. 

Fuente: ForoEsports – Fortnite x Moncler
05. Moda digital más allá de Instagram y TikTok

Todavía se cuestiona mucho sobre el uso de la ropa digital fuera de Instagram y las redes sociales. Incluso en este momento, cuando vemos y somos vistos mayoritariamente a través de pantallas, el cuestionamiento sigue siendo relevante. NFT hace posible que la ropa, como objetos digitales, sea propiedad de sus compradores además de fotos o videos. Sin embargo, esta agenda está causando mucha controversia con respecto a la propiedad de las artes digitales. 

Pero si todavía te resulta extraño todo esto y no te ves comprando piezas para usar solo digitalmente en tus publicaciones de Instagram o TikTok, no creas que tu contacto con la ropa digital termina ahí. Las tecnologías y los avances que vienen con el desarrollo de este mercado también pueden, y deben, afectar el mercado de la ropa física.

Las tecnologías que permiten la creación de prototipos y modelado de ropa digital son extremadamente realistas, imitando texturas, telas, medidas y ajuste con gran precisión. Estas mismas técnicas ya se están utilizando para modelar prendas físicas, en un proceso totalmente digital y más sostenible, que solo necesita utilizar tejidos en las últimas etapas de la producción de una pieza, eliminando el desperdicio de materia prima y acortando los procesos de producción. .de una pieza piloto, por ejemplo. Una de las empresas que ha destacado en este escenario es la holandesa DDIGITT.

Fuente: MNFST.studio

Incluso el comercio minorista puede beneficiarse de esto y del avance de la tecnología de realidad aumentada. Esto se debe a que AR le permite probarse ropa física virtualmente a través de aplicaciones y puede estar más cerca de lo que piensa. Con esta tecnología, es posible probarse ropa de e-commerces de forma remota, con las medidas, texturas, tejidos y calces reales de la ropa física, optimizando toda la experiencia de compra online. 

Estos proyectos también pueden ser puramente creativos, siendo creados y utilizados para crear experiencias a la hora de presentar colecciones y crear fashion films. El futuro definitivamente ha llegado, es imposible detener esta transformación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Total
0
Share