La tradición de la perfumería y artesanía tiene un nombre: Atelier Versace

Concebido en 1989 como un “laboratorio experimental”, Atelier Versace se centra en la innovación y la investigación en diseño, materiales y tecnología. Toda la colección de Alta Costura se crea en el taller milanés de Versace, desde la investigación estética y el diseño visionario hasta los cientos de horas de meticulosa mano de obra.

Atelier Versace  siempre ha representado una celebración de los orígenes de Versace. La búsqueda incesante de materiales de la más alta calidad y una artesanía excepcional se ha traducido en la creación de una línea de fragancias exclusivas en colaboración con EuroItalia, que lleva el nombre de Atelier Versace. La nueva línea de fragancias de lujo consta de seis aromas, que van desde florales hasta amaderados, especiados y orientales.

Cortesía: Atelier Versace

Encens Suprême presenta un viaje místico donde el incienso arde de forma natural. La fragancia inicia con un acorde ahumado, donde el cilantro, asociado al aspecto limpio de la madera de cachemira, se abraza con el carácter imperial del incienso africano y la profundidad de la jara española.

Cortesía: Atelier Versace

Destacando por sus notas amaderadas secas, Iris d’Élite se exalta con un toque chispeante de especias que realza la sensación empolvada de la fragancia. La flor más noble de la tradición italiana, el iris, emana suntuosidad: los delicados pétalos obtienen su calidez de una fusión con habas tonka y tonos ámbar almizclados.

Cortesía: Atelier Versace

Safran Royal es la interpretación única del carácter raro y precioso de la especia más cara del mundo: el azafrán. El aroma especiado se refresca con ajenjo marroquí agridulce, lo que lleva a una mezcla enriquecedora de notas olfativas de cuero y ámbar. El cipriol indio, el pachulí de Indonesia y la cistus española aportan un toque único a la fragancia.

Cortesía: Atelier Versace

Lleno de contrastes brillantes, Gingembre Pétillant es una fragancia oscura y chispeante. El luminoso jengibre rojo de Laos se complementa con el corazón de flores blancas. Este perfume se eleva con un acorde de praliné intensificado por la cálida vainilla. Las cuatro fragancias fueron diseñadas por el maestro perfumista Jordi Fernández, quien se inspira en las complejidades de los aromas tradicionales de Oriente Medio.

Cortesía: Atelier Versace

Una sublimación absoluta de tabaco, el Tabac Imperial está enriquecido con las facetas gourmand de la miel de Provenza y los tonos ambarinos del benjuí. El absoluto eterno añade un matiz aromático inconfundible. Maderas refinadas y elegantes, pachulí y cipriol, realzan la profundidad y el carácter del perfume. La rica fragancia fue concebida por la perfumista Marie Salamagne, con el objetivo de encarnar el arte y la artesanía de la marca.

Cortesía: Atelier Versace

Fleur de Maté es una concentración de energía magnética de las maderas más oscuras y misteriosas. La madera de cedro del atlas se mezcló con pachulí y cipriol, en una celebración de la tierra y la naturaleza. El absoluto de mate subraya los aspectos profundos e intensos de la fragancia, caracterizados por tonos ahumados y coriáceos. Las facetas balsámicas de la cistus envuelven preciosas notas de incienso. El olor creador es Olivier Cresp, un perfumista genuino e intuitivo.

Cortesía: Atelier Versace

Las fragancias de lujo encarnan la absoluta dedicación de Atelier a la excelencia, abarcando un enfoque estudioso de componentes de calidad excepcional, técnicas innovadoras, artesanía y la estética distintiva de Atelier Versace.

Cortesía: Atelier Versace

Esta nueva línea está creada con todos los elementos que han hecho triunfar a la firma: materiales hechos a mano y una calidad excepcional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Total
0
Share