La nueva tendencia del pene en primer plano y todo lo que debes saber sobre el ūüćĆ ūüí¶

Los juguetes eróticos podrían ser un apoyo en casos de disfunción eréctil con un trasfondo psicológico. 

Ver senos o a mujeres desnudas en programas de televisi√≥n ha sido normalizado, pero a menos que fuera en la pornograf√≠a, era muy extra√Īo ver penes en la pantalla. Sin embargo, en los √ļltimos a√Īos hemos pasado del oscurantismo a la exposici√≥n en primer plano de ellos. La cr√≠tica del New York Times, Alexis Soloski, menciona que los acad√©micos y los coordinadores de la intimidad, personal que asegura el bienestar de los actores y actrices que participan en escenas de sexo o √≠ntimas, cuentan que esto se debe a distintas razones: ‚Äúentre ellas la omnipresencia de la pornograf√≠a, el aumento de los directores queer, mujeres y no binaries, el movimiento #MeToo, e incluso la necesidad de llamar la atenci√≥n dentro de la saturaci√≥n de oferta‚ÄĚ.

01. ¬ŅLa presencia de este miembro en medios masivos podr√≠a ayudar a que sea visto con m√°s naturalidad? 

Depende la perspectiva y el contexto, ‚Äúpoco ayudar√° si se traslada la narrativa faloc√©ntrica y patriarcal que se ve en el porno comercial‚ÄĚ, mencion√≥ el psic√≥logo y sex√≥logo cl√≠nico Adolfo Perroni, en conversaci√≥n con el equipo de Platanomel√≥n, la tienda en l√≠nea de juguetes er√≥ticos l√≠der en M√©xico, en el marco del D√≠a Internacional del Pene.

Euphoria probablemente sea el ejemplo actual de una serie con √©xito mundial que puso al pene en primer plano sin miramientos, mostrando, eso s√≠, pr√≥tesis extra√Īamente grandes. Minx, es otro caso de c√≥mo el pene llega a la pantalla por servicio de streaming, y ha dejado claro que los penes naturales valen la pena, o al menos eso ha mencionado su creadora Ellen Rapoport, quien dice que era importante mostrar penes realistas y con naturalidad, sin pr√≥tesis en muchas de las tomas. En erecciones exageradas por mucho tiempo s√≠ fueron necesarias, pero justo es donde debe entrar la desmitificaci√≥n del falocentrismo, pues incluso dentro de la trama esto puede dirigirse m√°s a lo c√≥mico y no al s√≠mbolo er√≥tico.

En nuestra cultura, el pene se relaciona directamente con la concepci√≥n del g√©nero y la masculinidad, ‚Äúser hombre‚ÄĚ se basa en tener un pene que pueda erectarse y sostener erecciones durante mucho tiempo.

Adolfo Perroni

> Llamémoslo por su nombre

Primero, lo primero: hay una anatom√≠a del pene y, si bien las sensaciones pueden variar en cada persona y cuerpo, el glande tiene mayor sensibilidad debido al tipo de tejido que lo compone; para entenderlo mejor, Adolfo cont√≥ que hay dos tipos: cavernoso y esponjoso. Los primeros son los que se llenan de sangre en la erecci√≥n y rodean al esponjoso, que es el m√°s sensible, y del que se constituye el glande o la cabeza del pene, pero tambi√©n se encuentra en el cuerpo de este. De hecho, anat√≥micamente en el desarrollo embrionario, las estructuras anat√≥micas que constituyen al cl√≠toris son las mismas que dan pie al glande. 

Dicho esto, a cada persona le gusta algo diferente, lo que permite construir una relaci√≥n con el placer de manera √ļnica. Sin embargo, a todxs se nos ha contado que el fin supremo es el orgasmo y c√≥mo hay t√©cnicas infalibles que se pueden usar para llegar a √©l; pero tener o no tener un orgasmo no significa que no se disfrute.

Un editor interpretado por Jake Johnson proporciona la introducción de Joyce en el mundo de las revistas soft-core.
Crédito: Katrina Marcinowski/HBO Max

Vale mucho la pena considerar c√≥mo el placer no depende solamente del cuerpo, sino que hay muchos elementos emocionales y psicol√≥gicos involucrados, por lo que no existe algo infalible. ‚ÄúLa exploraci√≥n del placer en nuestros cuerpos, socializados como hombres, se queda falocentrado, se construye la relaci√≥n con el placer como su estimulaci√≥n directa y espec√≠fica, muy limitante, no nos permitimos o consideramos explorar otras partes de nuestro cuerpo‚ÄĚ, explic√≥ el sex√≥logo.

Los juguetes er√≥ticos son una alternativa a ello, aunque los prejuicios y la educaci√≥n tradicional que imperan dificultan este acercamiento, pero la comunidad virtual de m√°s de un mill√≥n de seguidores en redes sociales de Platanomel√≥n cada vez pregunta m√°s sobre los juguetes para penes. Porque s√≠ los hay, Limbo y Lola son dos ejemplos de masturbadores con vibraciones para penes, dise√Īados de forma exclusiva y por profesionales para dar placer, con la ayuda de texturas, presi√≥n y diferentes velocidades, hechos con silicona de grado m√©dico bajo estrictos controles y normas de calidad, adem√°s son ergon√≥micos.

Fuente: Platanomelón

El uso de juguetes er√≥ticos es una buena y diferente opci√≥n que pueden aportar creatividad, comunicaci√≥n, autoconocimiento, mucha diversi√≥n y nuevas sensaciones, ‚Äúyo s√≠ los he recomendado en casos de disfunci√≥n er√©ctil con un trasfondo psicol√≥gico, y los resultados han sido positivos. Lamentablemente a veces los tab√ļes no permiten siquiera hacer la sugerencia, pero hay que ir cimentando el camino‚ÄĚ, finaliz√≥.

Si bien los penes en la pantalla pueden ser parte de un cambio en la visi√≥n de la sociedad y los creadores, o de una estrategia para que las personas se acerquen, aunque sea por morbo, se debe aprovechar este momento de inter√©s para ampliar la informaci√≥n, recurrir a la educaci√≥n sexual y romper tab√ļes que todav√≠a existen alrededor de las relaciones er√≥ticas, el placer y las formas de disfrutar la vida sexual.

Fuente: Platanomelón
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
0
Share