Cómo sumar productos veganos a tu rutina de skincare este verano

Desde reciclado de envases hasta reutilización, te proponemos pasos sencillos para tener una relación diferente con el plástico.

¿Eres de esas personas que lleva su termo a la cafetería o sus propias bolsas al súper? Si es así, estás contribuyendo a reducir el consumo de plástico, un tema urgente a nivel mundial. Y si aún no pones en práctica alguna estrategia para usar menos plástico, es un buen momento para comenzar. ¿Por qué? Un dato muy simple lo ejemplifica: la ONU estima que en 2050 habrá más plásticos en el mar que especies marinas si no se toman medidas al respecto. Por eso lo relevante de tomar acciones individuales y colectivas.

La importancia de que no exista plástico es variada: desde tener menos desechos hasta colaborar al impacto al medio ambiente. A veces no lo sabemos, pero incluso el plástico influye en el cambio climático: de mantenerse las tendencias actuales de consumo, la generación de plástico puede ocasionar para 2050 unas 56 gigatoneladas de CO2, lo que podría comprometer la meta de aumento de temperatura de 1.5ºC, de acuerdo con el Atlas del plástico del 2020.

¿Cómo podemos actuar entonces?

Repensando nuestras acciones y trabajando en acciones conjuntas con empresas que ya implementan medidas al respecto. Tal es el caso de The Body Shop, que en su visión por contribuir al cuidado del medio ambiente, ha impulsado cambios en sus productos y la forma que tiene para llegar al consumidor y ser parte del movimiento que pone a la sostenibilidad entre sus principales pilares.

Sabemos que a veces no es fácil comenzar con esta disminución de consumo, pero puedes empezar con acciones que aquí te compartimos para lograr este objetivo.

Cortesía: The Body Shop
1. Reutiliza

Nada mejor que darle un segundo uso a una bolsa, y qué mejor si es de tela. Por ejemplo, The Body Shop busca utilizar menos materiales desechables e incentivar el consumo responsable, por eso ahora puedes beneficiarte de sus nuevas bolsas reutilizables de tela que puedes emplear para otros propósitos personales, además de la compra de productos de skincare y cuidado personal.

2. Piensa circular

Encuentra nueva utilización a envases que aún son funcionales y te pueden servir para propósitos que no tienen que ver con su empleo original. La gente ha compartido en redes sociales fotografías de cómo han transformado envases de mascarillas en macetas, botellas de champú en una regadera, o hasta envases de refresco en juguetes para mascotas. Lo importante es usar la imaginación y trabajar en ello.

Cortesía: The Body Shop
3. Recicla

Actualmente, 100% de los envases de The Body Shop son de plástico reciclado, con lo cual se ha cumplido una meta que tenían fijada para 2025. Además, esta iniciativa forma parte del intercambio comunitario que sostienen con una comunidad en India, en la que mujeres recolectan plástico y los venden a The Body Shop a precio justo, lo que ayuda a su independencia financiera.

En esta línea, puedes utilizar envases de PET que contengan material reciclado para productos de belleza, pero puedes trasladar esta práctica también para productos de limpieza del hogar o de almacenamiento o puedes optar por llevar tus envases a la sucursal de The Body Shop Perisur, que es la primera en México que se suma a este programa de reciclaje.

4. Prefiere otros materiales

Cuando hagas compras para el cuidado de tu piel a la distancia, opta por eliminar el uso innecesario de plástico como el de múltiples bolsas para llevar tus productos. Puedes sustituirlos por cajas de cartón, como las que utiliza The Body Shop para enviar tus compras a domicilio, con las cuales puedes ahorrar 226,710 metros de cinta adhesiva, 2,600 kilos de plástico y 6.7 toneladas en emisiones de C02 al año.

5. Inspírate

Sigue en redes sociales a marcas como The Body Shop, voceras y activistas, que cuenten con una trayectoria ambientalista, pues de ellas puedes tener ideas adicionales sobre cómo puedes reducir tu uso de plástico, además de que te podrás enterar de campañas, acciones específicas e incluso iniciativas para lograr este objetivo.

Es hora de atender las señales que el medio ambiente envía y reunir esfuerzos para cuidarlo juntos; las maneras de reducir nuestro uso de plástico están a nuestro alcance.

Los cambios en nuestro estilo de vida que vayan prescindiendo del plástico podrían dar también beneficios incluso monetarios para ti, gracias al impulso de un consumo más consciente. Y por supuesto, recuerda llevar la comunicación de estas iniciativas a tu entorno, escuela, trabajo, círculo social, para ampliar la importancia de reducir el consumo de plástico, primero en julio, y luego el resto del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Total
0
Share