Gustavo Egelhaaf: cuando el talento, el atractivo y el carisma convergen

Gustavo Egelhaaf es un actor al que le hemos estado siguiendo la pista desde hace algún tiempo, considero que es uno de los actores que se ha ido posicionando dentro de los tan peleados “protagónicos” y no solo por su rostro que parece tallado por los mismos dioses, sino por la forma en la que se adentra en el personaje a interpretar y lo da todo para entregarnos un producto de calidad.

En esta ocasión, le pregunté a Gustavo sobre la vocación y persistencia de lo que significa la actuación en México, ya que recientemente se estrenó “Doblemente Embarazada 2”, un proyecto que lo ha vuelto a poner en el foco internacional, puesto que esta película se puede ver a través de Prime Video de Amazon.

Alfredo: En una entrevista para Spoiler Time se mencionó y cito textualmente: Gustavo Egelhaaf se describe como un niño que sufrió una falta de cariño, la cual lo llevó a buscarlo a través de la actuación, una profesión que parecía diseñada completamente para su persona. ¿Por qué elegiste la actuación y no otro medio de expresión como la pintura, artes plásticas u otro rubro donde también puedes expresar tus emociones?

Gus: No sé si lo que haya dicho para Spoiler Time haya sido textualmente eso, ni si esa es la razón de mis ganas por actuar cuando niño. Aunque es cierto que había cierta falta de atención que parecía que el escenario podría llenar, de niño pintaba mucho (más bien dibujaba) y gané algunos concursos infantiles, jejeje. Siempre me ha gustado escribir y tengo muchas ganas de dirigir. Creo que elegí la actuación porque fue la primera cosa que cuando era niño me maravillaba acerca del cine, “¿cómo le hacen esas personas para crear realidades tan verosímiles en la ficción?” Me parecía fascinante y por eso quise ser actor.

A: Con “Doblemente Embarazada”, a pesar de estar interpretando un papel, puedes observar la paternidad y la infancia desde otra perspectiva. ¿Qué es lo que te ha marcado o dejado pensando este gran personaje?

G: Me gusta mucho interpretar a “Javier” porque creo que es la representación de muchos papás. Preocupón, sobre protector, paranoico y un poco histérico, jejejeje. Pienso que algo de eso habría en mí si fuera papá. Cómo actor es muy divertido jugar con personajes que todo el tiempo están tan pendientes y tienen misiones tan claras.

A: Desde hace ya algún tiempo, en México las tragicomedias se volvieron un género que ayuda a olvidarse de los problemas, por lo menos durante dos horas o menos. Sin embargo, se cayó en una comedia de pastelazo, ¿qué diferencia existe entre los proyectos que se han presentado a lo largo de estos últimos años, a lo que se presenta con “Doblemente Embarazada” y “Doblemente Embarazada 2”?

G: Ninguno y todos, jejejeje. La verdad es que “Doblemente Embarazada” es una comedia muy frontal. No pretende otra cosa fuera de entretener y divertir, tiene mensajes muy lindos dentro de la historia, pero el objetivo final es ese, entretener. Creo que Koko (El Director) es muy particular y siempre procura imprimirle su sello a lo que hace y “Doblemente Embarazada 2” no es la excepción. Hay mezclas de colores, música increíble y una explosión de personajes y sabores que cuando la situación funciona, se vuelve muy divertido.

A: La pandemia provocó que muchas cosas cambiaran y entre ellas, los estrenos de películas en salas de cine y a nivel mundial. ¿Cómo fue que de estar en pantallas de cine dieron el salto a una plataforma de streaming como Prime Video que puede llegar a ser visto de manera simultánea en más de 240 países?

G: ¡Pues así! Pareciera que fue un cambio natural que se fue dando con toda la competencia en plataformas, lo cual me parece increíble. Yo soy un fanático del cine y claro que le guardo mucho respeto a la experiencia de la pantalla grande. Pero me encanta la idea de que hoy por hoy podamos llegar a tanta gente a través de una historia.

A: Eres un actor y artista en toda la extensión de la palabra que se está perfilando para una larga vida en los escenarios. Además de que el cine, teatro y televisión mexicana necesita nuevas caras para dejar de ver a perfiles recurrentes como lo son Omar Chaparro, Aislinn Derbez o en proyectos de televisión a caras como Gabriel Soto, David Zepeda, entre otros. ¿Te gustaría en algún momento pasar del lado actoral al lado de la producción para implementar la frescura que manejas en los nuevos proyectos que están por venir o te quedarías en el lado actoral para seguir interpretando grandiosos papeles en increíbles historias?

G: La verdad es que me es un muy difícil juzgar a otros compañeros por el que trabajen mucho o poco. Siento que hace falta representación, eso sin duda. Hace falta ver a muchas más personas morenas en pantalla, hace falta ver muchas nuevas que incluyan narrativas LGBTIQ+ en todas sus facetas y también historias con una perspectiva genuinamente femenina hechas, dirigidas y escritas por mujeres. Claro que me gustaría pasar del otro lado de la cámara a contar las historias que a mí me gustan y que creo que hacen falta. Confío en que tengo un punto de vista particular que podría aportar algo distinto y me estoy preparando para pronto poder incursionar dese otros lugares y seguir contando historias, pero a niveles aún más personales.

A: Por último, cuéntanos una curiosidad que nadie conozca de ti y morías por contársela a todos.

G: Jajajajaja ayer me preguntó alguien algo similar, así que esto es en lo único que puedo pensar: De niño ayudaba a las hormigas que llevaban las hojas más pesadas a llegar al hormiguero, tomaba un palito y las subía y les daba “rait” para que no se cansaran tanto porque pensaba que eran las más trabajadoras. Luego les llevaba hojas que parecían ser de las que les gustaban, y ahí me pasaba horas siendo una hormiga y dirigiendo hormigas. Jajajajaja, es una tontería, pero la única curiosidad en la que pensé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Total
0
Share