La apoteosis del arte y la moda se fusionan en los mundos de Louis Vuitton x Yayoi Kusama

Sacerdotisa de un arte total, hipnótico y colorista, la japonesa Yayoi Kusama es conocida en todo el mundo como artista de vanguardia. Fiel a su firma a lo largo de los años, aplica sus motivos ad infinitum, invadiendo por completo el espacio.

Desde sus modestos comienzos en 1929, en Matsumoto, Japón, Kusama transformó mágica y decididamente su propia vida. En las décadas de 1950 y 1960, en sus aventuras por el mundo, de Tokio a Nueva York, Kusama se rescató a sí misma gracias al poder de su arte. Es la artista que ha dejado entrever el infinito en sus obras y, tras lo que pareció un paréntesis en el mundo exterior cuando regresó a Japón en la década de 1970, ha emergido como quizá, la artista global preeminente del siglo XXI y, sin duda, la artista femenina viva de mayor éxito.

¿Cuándo la moda va más allá de la moda? Quizá cuando se hace pensando en la eternidad y el infinito. En las colecciones del proyecto prima una idea de proliferación. Los motivos en cascada, sus cualidades, y la noción de infinito reflejada en la expansividad de las colecciones, barriendo las piezas icónicas de la Maison y transformándolas en el camino, reflejan el proceso y los temas de Kusama al tiempo que ponen a prueba y amplían los límites del savoir faire de Louis Vuitton. Y es quizás en la apoteosis de la artesanía donde la idea de lo eterno existe tanto para Louis Vuitton como para Yayoi Kusama.

Cortesía: Louis Vuitton
Cortesía: Louis Vuitton
Cortesía: Louis Vuitton
Cortesía: Louis Vuitton

Al mismo tiempo, existe una noción de cómo lo infinito puede traducirse, de cómo puede llegar a la gente y hacerse funcionar en lo cotidiano, de cómo toca a las personas y las transforma. Al fin y al cabo, se trata de ropa y accesorios, y lo que siempre se busca es una participación gozosa a través de su uso, algo a lo que Kusama no es ajena en su arte y que Louis Vuitton entiende a través de la artesanía.

Abarcando los universos femenino y masculino a través del prêt-à-porter, bolsos, zapatos, accesorios, maletas y baúles y fragancias, estas amplias e intrincadas colecciones aparecen en dos partes, con direcciones temáticas distintas que reflejan los motivos y motivaciones de Yayoi Kusama.

Drop 1 se lanzó el pasado 1 de enero de 2023 en China y Japón, y el resto del mundo el 6 de enero. Drop 2 estará disponible en las tiendas Louis Vuitton a partir del 31 de marzo de 2023.

En toda la colección se produce un encuentro lúdico entre los característicos lunares de Kusama y el monograma de Louis Vuitton. Desde el equipaje rígido y una plétora de bolsos de lona suave con el Monograma, iconos de la Maison para mujer y hombre, pasando por botines, zapatillas deportivas y zapatos derby, hasta el prêt-à-porter masculino de nailon técnico, en forma de chaqueta de plumón con el Monograma punteado y pantalones cargo.

Cortesía: Louis Vuitton

En línea con las anteriores colaboraciones artísticas de Louis Vuitton, el encuentro entre la Maison y Yayoi Kusama se fundamenta en la sinceridad, en la iconoclasia y, sobre todo, en el aprecio mutuo de la artesanía y la excelencia por encima de lo común.

En Louis Vuitton, cuando se trata de la magia de fabricar objetos, todo es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
0
Share