Cómo cuidar el sistema inmunológico en esta temporada invernal con probióticos

El invierno es una estación que presenta varios retos para nuestro organismo. El frío, el viento, la sequedad y los cambios de temperatura pueden afectar nuestra salud y hacernos más susceptibles a las enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las infecciones respiratorias agudas son la principal causa de morbilidad y mortalidad en el mundo, y su incidencia aumenta durante el invierno. Por eso, es fundamental cuidar nuestro sistema inmunológico en esta época del año, para adaptarnos al clima y sentirnos bien.

¿Cómo podemos lograrlo? Existen diversas medidas que podemos tomar para cuidar nuestro sistema inmunológico en esta temporada invernal, como mantener una alimentación balanceada, hacer ejercicio regular, dormir lo suficiente, reducir el estrés y practicar una buena higiene. Sin embargo, hay un factor que muchas veces se pasa por alto y que tiene una gran influencia en nuestra salud: la flora intestinal. La flora intestinal es el conjunto de bacterias que habitan en nuestro intestino y que cumplen funciones esenciales para nuestro organismo, como la digestión, la absorción de nutrientes, la producción de vitaminas, la eliminación de toxinas y la regulación del sistema inmunológico. De hecho, se estima que el 70% de las células inmunitarias se encuentran en el intestino, por lo que una flora intestinal sana es clave para una buena respuesta inmune.

Cortesía: Lifeway Kéfir

Para mantener el equilibrio de la flora intestinal, es importante consumir alimentos que contengan probióticos, que son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en cantidades adecuadas, tienen efectos beneficiosos para la salud, especialmente para la salud digestiva e inmunológica. Los probióticos pueden ayudar a prevenir y tratar diversas enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, como la gastroenteritis viral aguda, la diarrea asociada a antibióticos, las alergias, la dermatitis atópica, el Síndrome del Intestino Irritable (SII) y la colitis. Además, los probióticos pueden mejorar el estado de ánimo, el sueño y el estrés, que son factores que también afectan la salud inmunológica.

Para mantener el equilibrio de la flora intestinal, es importante consumir alimentos que contengan probióticos, que son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en cantidades adecuadas, tienen efectos beneficiosos para la salud, especialmente para la salud digestiva e inmunológica. Los probióticos pueden ayudar a prevenir y tratar diversas enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, como la gastroenteritis viral aguda, la diarrea asociada a antibióticos, las alergias, la dermatitis atópica, el Síndrome del Intestino Irritable (SII) y la colitis.

Cortesía: Lifeway Kéfir

Además, los probióticos pueden mejorar el estado de ánimo, el sueño y el estrés, que son factores que también afectan la salud inmunológica. Los probióticos se pueden encontrar en diversos alimentos, como el yogur, el queso, el chucrut, el kimchi, el miso o el kéfir. El kéfir es una bebida láctea fermentada con una combinación de 12 cepas de probióticos activos y vivos, que pueden ayudar a mejorar la salud intestinal y el sistema inmunológico.

El kéfir también es una fuente de nutrientes esenciales para el organismo, como el calcio, la vitamina D y la vitamina B12. Una de las marcas que ofrece kéfir de calidad es Lifeway Kéfir, que se elabora con leche de vacas alimentadas con pastura orgánica y que tiene un contenido de hasta el 99% libre de lactosa, lo que lo hace apto para la mayoría de las personas.

Cortesía: Lifeway Kéfir

Lifeway Kéfir es una opción entre otras para incorporar probióticos en tu dieta diaria y cuidar tu sistema inmunológico en esta temporada invernal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
0
Share