Dolce & Gabbana Men’s FW24: Sleek, una silueta que reina con autoridad y actualidad

Cuando se trata de desplegar estilo y sofisticación, Dolce & Gabbana es un viejo lobo de mar en el juego de la moda. La casa de moda ha vuelto a imprimir su inconfundible sello italiano en las pasarelas, eclipsando la escena con su última colección Men’s FW24/25, apodada “Sleek”. Las luces de Milán parpadeaban con anticipación; y, admitámoslo, D&G sabe cómo montar un show que corta la respiración.

Esta vez, el negro es el nuevo negro. Parece que Dolce & Gabbana se han acurrucado en los tonos de la seriedad, jugando con una paleta de colores saturada en el abismo más chic, sí, estamos hablando de negros profundos, blancos nítidos, grises sofisticados y esos tonos camel y denim que funcionan como un descanso visual. Los 62 looks, sin lugar a dudas, cuentan una historia tejida de sartorial finesse, donde cada corte delicado y cada proporción pulida es un grito al dominio del fino arte italiano del hecho a mano.

Y, ¿quién dijo que la juventud no aprecia la alta costura? Los más jóvenes estamos de suerte porque en Dolce & Gabbana están dispuestos a ajustar su sabor renegado por la moda al tono del glamour tradicional. Tomemos esos sacos y abrigos: son una prueba viviente de una silueta que reina con autoridad, pero también con un aire fresco de actualidad. No es sorpresa que las palabras engañen, pero “Sleek” es un borrador de pureza y excelencia más allá de la imagen preconcebida de lo minimalista y ordinario. Domenico Dolce habla de “verdadera elegancia” y “la belleza de lo hecho a mano”, algo que se prende a la piel tan firmemente como la cachemira italiana. Los maestros, Dolce y Stefano Gabbana, orquestan un diálogo sobre lo que significa la masculinidad hoy, entrelazando historia y desarrollo con cada pieza de ropa.

Con celebridades como Jeff Bezos y Lauren Sanchez asistiendo, así como íconos juveniles como Noah Beck, Jacob Rott y el ejército coreano de Rowoon, DPR Ian y compañía, el desfile fue tanto un evento de star power como una oda a la sastrería. Fuera de toda pompisidad, los looks exhibidos recuerdan más a una película de Visconti, un retroceso al encanto de un joven Helmut Berger o un Rudolf Nureyev – todavía muy en sintonía con las vibraciones actuales.

André Lamoglia
Franco Masini
Lucien Laviscount
Hael Husaini

Con el fotógrafo Stas Komarovski, el estilista Karl Templer, grandes nombres en cabello y maquillaje como Guido Palau y Pat McGrath – la presentación se convirtió en una experiencia multisensorial, una sinfonía de estilos complementada por una melodía de piano y un escenario acolchado y suave. En un mundo donde lo “juvenil” a menudo se confunde con descuido y desgano, Dolce & Gabbana presentan una postura diferente: puede que seas todo un “rebelde” pero admitamos que la elegancia de “Sleek” es un campo de juego nivelado donde la perfección es el rey.

D&G no solo han vendido ropa; han propuesto una cultura, un regreso a los valores donde cada puntada es un versículo de su evangelio de estilo. La próxima vez que pienses en el estereotipo del joven despreocupado, recuerda: el corte de un traje bien hecho no tiene edad. “Sleek” es audaz, es poesía en movimiento.

Todas las imágenes de esta publicación son propiedad de Dolce & Gabbana y han sido proporcionadas por la marca para fines informativos y promocionales. Se prohíbe su reproducción, modificación o distribución sin el consentimiento expreso de Dolce & Gabbana.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Related Posts
    Total
    0
    Share