El acné no es un problema sin solución: descubre cómo cuidar tu piel con estos productos naturales

El acné es uno de los problemas de la piel más comunes y molestos, sobre todo en la adolescencia y la juventud. Se trata de una inflamación de los folículos pilosos que produce granos o espinillas, especialmente en la cara, el cuello, el pecho y la espalda.

El acné puede tener diversas causas, como los cambios hormonales, el estrés, la alimentación, el uso de productos inadecuados o la falta de higiene. Sin embargo, también existen soluciones para prevenirlo y tratarlo adecuadamente, sin recurrir a remedios caseros que pueden ser contraproducentes. En esta nota te explicamos cómo cuidar la piel con acné con algunos consejos prácticos y efectivos, y te recomendamos algunos productos naturales y veganos de The Body Shop que te ayudarán a mejorar tu piel.

01. Limpia tu piel a diario

La limpieza es fundamental para mantener la piel con acné libre de impurezas y exceso de grasa. Lo ideal es lavar el rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche, con un jabón suave que no reseque ni irrite la piel. También puedes usar un producto específico para el acné que contenga ácido salicílico o peróxido de benzoilo, que son ingredientes que ayudan a eliminar las bacterias y a desinflamar los granos. Después de lavarte, aplica un tónico facial que refresque y equilibre el pH de tu piel. Evita frotar o rascar tu rostro con toallas o esponjas, ya que esto puede empeorar la inflamación y favorecer la infección.

Te recomendamos el gel limpiador facial purificante de árbol de té de The Body Shop, un producto 100% vegano que limpia tu piel en profundidad sin resecarla ni irritarla. El árbol de té es un ingrediente natural que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias, ideal para combatir el acné. Además, este gel contiene glicerina vegetal que hidrata tu piel y le da una sensación de frescura.

Cortesía: The Body Shop
02. Hidrata tu piel correctamente

Muchas personas piensan que la piel con acné no necesita hidratación, pero esto es un error. La hidratación es esencial para mantener la piel sana, suave y elástica, y para evitar que se reseque y se agriete. Lo importante es elegir una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel, que sea ligera, no comedogénica (que no obstruya los poros) y libre de aceites. También puedes optar por productos que contengan ingredientes naturales como el aloe vera o el té verde, que tienen propiedades calmantes y antioxidantes. Aplícate la crema hidratante después de limpiar tu rostro, dando un suave masaje circular.

Te recomendamos el gel hidratante matificante de árbol de té de The Body Shop, un producto 100% vegano que hidrata tu piel sin dejarla grasa ni brillante. Este gel contiene árbol de té que purifica tu piel y previene los brotes de acné, y almidón de maíz que absorbe el exceso de sebo y matifica tu rostro.

03. Exfolia tu piel regularmente

La exfoliación es otro paso importante para cuidar la piel con acné, ya que permite eliminar las células muertas y las impurezas que se acumulan en los poros y provocan los granos. Lo recomendable es exfoliar tu rostro una o dos veces por semana, dependiendo de tu nivel de grasa y sensibilidad. Puedes usar un exfoliante comercial o uno casero a base de azúcar, miel o bicarbonato. Masajea tu rostro con el exfoliante con movimientos circulares suaves, sin presionar ni irritar la piel. Luego enjuaga con agua tibia y aplica un tónico astringente para cerrar los poros.

Te recomendamos el exfoliante facial purificante de árbol de té de The Body Shop, un producto 100% vegano que exfolia tu piel sin agredirla ni resecarla. Este exfoliante contiene árbol de té que elimina las bacterias y las impurezas, y partículas de cáscara de coco y aceitunas que eliminan las células muertas y suavizan tu piel.

04. Protege tu piel del sol

El sol puede tener un efecto beneficioso sobre el acné, ya que ayuda a secar los granos y a mejorar el aspecto de la piel. Sin embargo, también puede tener un efecto negativo, ya que puede aumentar la producción de sebo, causar quemaduras e irritaciones, y favorecer la aparición de manchas y cicatrices. Por eso, es importante proteger tu piel del sol con un protector solar adecuado para tu tipo de piel, que sea no comedogénico, libre de aceites y con un factor de protección alto. Aplícate el protector solar media hora antes de salir al exterior y renuévalo cada dos horas o después de sudar o mojarte.

Te recomendamos el protector solar facial antibrillo FPS 50 de The Body Shop, un producto 100% vegano que protege tu piel del sol sin dejarla grasa ni pegajosa. Este protector solar contiene extracto de algas marinas que hidrata tu piel y controla el brillo, y vitamina E que nutre tu piel y previene el envejecimiento.

05. No te toques ni aprietes los granos

Este es uno de los consejos más difíciles de seguir, pero también uno de los más importantes. Tocar o apretar los granos puede ser muy tentador, pero solo conseguirás empeorar la situación. Al hacerlo, puedes introducir más bacterias en tu piel, causar más inflamación y favorecer la aparición de nuevos brotes. Además, puedes dejar cicatrices o marcas permanentes en tu rostro. Lo mejor es dejar que los granos se sequen solos o usar productos específicos para tratarlos, como el aceite de árbol de té, que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias. Aplica una gota sobre el grano con un bastoncillo de algodón y deja que actúe.

Te recomendamos el aceite purificante de árbol de té de The Body Shop, un producto 100% vegano que elimina las erupciones en la piel de manera eficiente. Este aceite contiene árbol de té orgánico proveniente del comercio justo con comunidades locales en Kenia, lo que garantiza su calidad y su impacto social positivo.

Cortesía: The Body Shop

Aplica un tratamiento localizado para los granos más rebeldes

A veces, por más que cuides tu piel con acné, pueden aparecer algunos granos más rebeldes que se resisten a desaparecer. En estos casos, puedes aplicar un tratamiento localizado que actúe directamente sobre el grano y lo elimine más rápidamente. Estos tratamientos suelen contener ingredientes como el ácido salicílico, el peróxido de benzoilo o el azufre, que tienen propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y secantes. Aplica una pequeña cantidad sobre el grano con un bastoncillo de algodón y deja que actúe durante la noche o durante el día bajo el maquillaje.

Como has podido ver, todos los productos que te hemos recomendado para cuidar la piel con acné pertenecen a la línea Tea Tree de The Body Shop. Esta línea está especialmente diseñada para tratar los problemas de la piel grasa o con tendencia al acné, gracias al poder del árbol de té, un ingrediente natural que tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y purificantes. Además, todos los productos son 100% veganos, lo que significa que no contienen ningún ingrediente de origen animal ni han sido testados en animales. Así, no solo cuidas tu piel, sino también el medio ambiente y los animales.

Si quieres probar los productos de la línea Tea Tree de The Body Shop, puedes visitar su página web o su tienda más cercana. Allí encontrarás una amplia gama de productos para el cuidado de la piel con acné, como limpiadores, tónicos, hidratantes, exfoliantes, mascarillas, aceites y tratamientos localizados.

3 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
0
Share