Qué hay detrás de la corona de espinas de Tiffany & Co. que Kendrick Lamar lució en Glastonbury

El rapero ganador del premio Grammy, Kendrick Lamar, apareció en los titulares recientemente, cuando concluyó su presentación debut en el festival de música de Glastonbury el 26 de junio.

Es el mismo tocado que se ve al rapero estadounidense en la obra de arte de su quinto álbum de estudio, Mr. Morale & The Big Steppers. La marca de joyería realizó el tocado junto con Lamar y su colaborador creativo Dave Free. Hay mucho detrás de la fabricación de la enjoyada corona de espinas. El simbolismo religioso, junto con el espíritu del artista y el inmenso trabajo duro, hacen que el accesorio para la cabeza sea una pieza llamativa.

Tiffany & Co lleva fabricando piezas de joyería icónicas desde el siglo XIX. Con este tocado, la casa ha fusionado a la perfección el arte y la representación de la iconografía religiosa. Según Vogue, Free mencionó: “La corona es una representación piadosa de las filosofías de barrio contadas desde una perspectiva juvenil digerible”.

Fuente: Tiffany & Co

El tocado está inspirado en el icónico broche Thorns de Jean Schlumberger de 1947, que presenta un gran zafiro de 47 quilates rodeado de espinas. Susurrando imágenes del Nuevo Testamento, la corona de espinas tiene un significado religioso. Fue colocado sobre la cabeza de Jesucristo antes de su crucifixión. Para el joyero, representa “proeza artística, humildad y perseverancia”. Sin embargo, para el propio Lamar, la corona es una oda a la lucha de todos los artistas que le han precedido.

Este tocado adquirió un significado completamente nuevo en el festival de Glastonbury en el Pyramid Stage. Antes de interpretar “Savior” de Mr Morale & The Big Steppers, Lamar le dijo a la multitud que era su canción favorita del álbum porque celebra la imperfección.

Fuente: Tiffany & Co
01. La elaboración de la corona de espinas

La corona fue elaborada por cuatro artesanos de Tiffany & Co durante 10 meses. Se necesitaron 1300 horas para engarzar los miles de diamantes y dar vida al tocado, que se ensambla a partir de 16 piezas individuales. Consta de más de 8000 pavé de diamantes, que suman 137 quilates, y está hecha de titanio pulido. Con 50 espinas y un peso de 200 gramos, tomó forma en el taller de Tiffany en Nueva York y se ensambló en la región norte de Italia para adaptarse a Lamar.

Según Vogue, Alexandre Arnault, vicepresidente ejecutivo de productos y comunicación de Tiffany & Co, dijo: “Kendrick Lamar representa el arte, la creatividad arriesgada y la innovación incesante que también ha definido a Tiffany & Co. durante casi dos siglos. Estamos orgullosos e increíblemente emocionados de trabajar con un visionario como Kendrick para hacer realidad su visión de la corona”.

Después de casi un año de planificación y diseño, la impresionante corona estaba lista para ser empaquetada en la caja azul característica de la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
0
Share