La moda mexicana, un negocio que ha dejado de ser una utopía

En México el diseño de moda está creciendo claramente, y hay una serie de indicadores que así lo demuestran: hay ya varias universidades que ofrecen carreras dedicadas, por lo que cada vez se gradúan más diseñadores. Hay muchas ferias especializadas y mercados en muchas ciudades de la república mexicana y en 2018, la Ciudad de México fue nombrada capital mundial del diseño, y gran parte del público se interesa cada vez más por proyectos independientes, pero ¿estamos ante una burbuja utópica?

En México, ¿podemos hablar de la industria del diseño? México ha dado pasos enormes en cuanto a avances tecnológicos, a diferencia de otros países, que se arraiga principalmente en el tema del emprendimiento. Lo puedes ver ahora en ferias como el Abierto Mexicano de Diseño o Sapica, en las cuales mayormente puedes encontrar a diseñadores que tienen sus propias oficinas o marcas. En ese sentido, lo que vemos es una unión muy grande y muy diversa, con muchos pequeños productores. Esta versatilidad y fuerza no son muy comunes en el resto del mundo. Aunque esto viene de una mala situación y su contrapartida: hay poca conexión entre el diseño, las fábricas, el fabricante y las grandes fábricas que hacen de todo en México: suelen trabajar para extranjeros. 

Entonces esta gran industria nacional no emplea diseñadores. La industria de la moda en México comienza a dar señales de vida. El objetivo es competir con los principales representantes internacionales en este campo, como Nueva York, que es considerada la capital mundial de la moda y un mercado que genera 250 mil millones de dólares anuales.

Creatividad, ideas, posibilidades y color se unen al talento mexicano que busca emerger, a través de colecciones de ropa, zapatos o joyas llenas, entre otras cosas, de propuestas para un país que carece de una industria local de la moda. Es así como el país ha comenzado a desarrollar su capacidad de impulsar la industria de la moda para generar importantes utilidades económicas, situación que actualmente solo tienen países de la región como Brasil y Colombia. A diferencia de los pilares de la moda en el mundo, México apuesta por darle identidad a la indumentaria, creando ideas y conceptos donde el valor agregado tome su propia importancia y no sea solo una categoría. 

¿Cómo podemos lograr darle forma poco a poco a nuestra industria? La clave está en estandarizar las plataformas. Esta medida era necesaria para el desarrollo de la industria. 

Sin embargo, consolidar las plataformas de moda en México y lograr que fabricantes y diseñadores se apoyen entre sí no es el único obstáculo que enfrenta este sector y que impide su crecimiento. También hay que tomar en cuenta la falta de apoyo que recibe la industria por parte del gobierno parcial, la piratería, y algunos de los puntos de venta de las marcas.

Los comerciales mexicanos y su alto costo, no son lo suficientemente competitivos para la mayoría de los consumidores mexicanos. Sin embargo, muy pocos diseñadores nacionales logran la fama de sus marcas en el extranjero. Una de las debilidades que aqueja a la industria de la moda en México es que fuera del país no hay mucho conocimiento sobre los diseñadores y marcas mexicanas, situación que solo puede cambiar a medida que cambia la industria de la moda. Por ello, la industria de la moda debe ser una prioridad para México en la próxima administración, ya que los cuatro sectores productivos que la conforman atraviesan un profundo proceso de innovación que los empuja hacia la integración. Más diseño y calidad en su producción. Como alternativa única a la competencia dentro y fuera de las fronteras del país.

Abracemos el término del diseño en México, pero abracemos también a la complejidad, a la diversidad y a los matices que vienen con él. La próxima vez que cierres los ojos y pienses en ropa mexicana, espero que pienses en el orgullo, contrastes y variantes que viven en él. 

Créditos

Hay que empezar a enaltecer los diseños y accesorios que se hacen en nuestro país, aprovechar el renacimiento creativo, ya sea de diseñadores o artesanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts
Total
3
Share